Francisco Camps era el “recaudador” de la trama del PP valenciano, que tenía 5 cajas b

00000000 09

 

La Operación Taula, por la que un juzgado de Valencia investiga al PP valenciano y que en la actualidad cuenta con 63 imputados entre políticos de este partido, asesores y empresarios por blanqueo, cohecho y malversación entre otros delitos, no se limita a la capital del Turia o a la gestión del expresidente provincial, Alfonso Rus, al frente de la Diputación Provincial. El PP valenciano era “una organización criminal” con tres cajas b “transversales” en Valencia, y “al menos” dos más en las provincias de Alicante y Castellón.

Fuentes de la investigación consultadas por la Cadena SER sostienen que hasta ahora solo han trascendido los cargos intermedios del entramado corrupto y establecen un nivel superior. En el mismo, sitúan al expresidente de la Generalitat y del PP en la región, Francisco Camps.

Las mismas fuentes afirman que Francisco Camps operaba como “recaudador” de dinero negro en el PP valenciano, obtenido mediante el pago de mordidas por parte de empresarios que resultaban adjudicatarios de los concursos públicos amañados en distintas consejerías de la Generalitat valenciana, en el periodo 2003-2011.

Los investigadores también sospechan de lo actuado que Francisco Camps era el nexo con Génova 13 y enviaba parte de los fondos en negro obtenidos en Valencia a la caja b nacional del Partido Popular. Las mismas fuentes añaden que están perfilando las investigaciones y acumulando pruebas para imputar al expresidente valenciano.

Francisco Camps, desmiente de forma “categórica” la información, y la califica de “absurda”. El expresidente valenciano ha negado de forma “rotunda” las sospechas de los investigadores. Sostiene que “nunca” ha “recaudado” ni “organizado nada ilegal” y amenaza con querellarse por “falsa imputación de un delito”.

Las grabaciones a los integrantes de la trama corroboran la “transversalidad” de las tres cajas b de Valencia. Altos cargos bajo investigación aparecen en las grabaciones de Marcos Benavent reclamando dinero negro de la caja regional para la provincial y viceversa, con el objetivo de lograr más efectivo para financiar actividades del partido.

En el caso de la caja b de Alicante, los investigadores aún no han podido determinar la identidad de quien la gestionaba. En Castellón correspondía a Carlos Fabra, quien cumple hoy condena en la cárcel de Aranjuez por fraude fiscal, donde permanece preso desde hace casi 15 meses.

 

Origen: El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s