El PSOE no derogará la reforma laboral ni denunciará los acuerdos con la Santa Sede, según el pacto con C’s

000000000 34

 

Una de las principales promesas electorales del PSOE, la derogación de la reforma laboral del PP, no aparece en el reciente acuerdo que ha suscrito el partido que dirige Pedro Sánchez con Ciudadanos de Albert Rivera. El texto hace referencia a un pseudo contrato único y a la denominada ‘mochila austriaca’, que incluso el PP llevaba en su programa electoral. El acuerdo tampoco habla de derogar el Concordato con la Santa Sede, sino solo de “revisarlo”.

En el ‘Acuerdo para un Gobierno Estable y de Progreso’ presentado este miércoles no se hace ninguna referencia a la derogación de la reforma laboral, y eso que Sánchez, ha vuelto a reiterar esta idea durante la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo con Rivera. Ciudadanos ha señalado que lo que vale “es lo que pone” en el documento firmado.

En concreto, el pacto entre las dos formaciones apunta a que “junto a los contratos de relevo y para la formación, las modalidades de contratación se reducen a dos: un contrato de trabajo indefinido para la cobertura de puestos de trabajo indefinidos; un contrato estable y progresivo para la cobertura de puestos de trabajo de duración determinada”.

La nueva reforma perseguirá, a juicio de PSOE y Ciudadanos, “clarificar mejor” las condiciones del contrato indefinido, especialmente respecto a las causas de despido, para reducir una “excesiva litigiosidad”; “reforzar la protección de los trabajadores” en el nuevo contrato temporal para “evitar la precariedad”; e “incentivar adecuadamente la conversión de los segundos en los primeros”.

En cuanto a las relaciones con la Iglesia católica, en el primer documento que el PSOE redactó para para conseguir el apoyo de los partidos en su investidura se hacía referencia a dos medidas: denunciar los acuerdos con la Santa Sede, para buscar un nuevo marco de relación entre el Estado y la Iglesia católica, y establecer un estatuto común en derechos y obligaciones para todas las confesiones religiosas.

También planteaba suprimir el actual sistema de asignación tributaria del que goza la Iglesia, “eliminar la referencia” a la Iglesia Católica que hay en el artículo 16 de la Constitución Española y y reclamarle la devolución de los numerosos inmuebles de los que se han adueñado los obispos por medio de las inmatriculaciones.

Sin embargo, en el pacto firmado con Rivera, no hay lugar para la “denuncia”: sólo “se revisarán los acuerdos con la Santa Sede para buscar un nuevo marco de relación entre el Estado y la Iglesia Católica”. Es el mismo verbo usado en el programa de los ‘naranjas’, que proponía “revisar el acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos firmado en la Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979”.

 

Origen:  El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s