La concejala de Barberá que explicaba a su hijo cómo blanqueaba dinero negro el PP valenciano

00000000 kk

Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia

 

La Guardia Civil interceptó el 15 de abril de 2015 una conversación entre María José Alcón, esposa del exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau, detenido por corrupción, y su hijo, Vicente Burgos Alcón, en la que le cuenta cómo una de las personas de la máxima confianza de Barberá, la secretaria de grupo Mari Carmen García Fuster, le pidió que ingresara en la cuenta 1.000 euros que les devolverían en dos billetes de 500.

Este dinero no declarado que se movía en el grupo municipal del PP sería entregado en mano a una serie de personas con la condición de que éstas realizasen una transferencia bancaria de la misma cantidad de dinero desde una de sus cuentas, como si de una donación se tratase. Esta es una parte de la conversación interceptada.

 

0000000 00

 

MANUEL JABOIS. La corrupción, un asunto de familia

Yo creo que deberíamos empezar a abordar la corrupción desde una perspectiva criminal. Más allá de la interpretación política, hay también un análisis de fondo sobre qué supone todo esto en el mundo de la delincuencia. Se ha llegado a un punto en el que hay que vaciar de politólogos las mesas y llenarlas con presos de permiso o históricos saqueadores de la caja pública, porque la actualidad se explica mejor desde fuera de la ley que desde dentro. De hecho está toda allí, fuera.

Hemos visto que en la conversación grabada a la concejala de Valencia y su hijo ella le dice a él que tenía razón, que la corrupción es lo único que funciona en este país. Funciona bien. No sé si es lo mejor, porque también estamos fuertes en reality shows y en cocina, pero la corrupción es parte de nuestro folclore.

Echo de menos por ejemplo a alguien que haga crítica. En cuanto algo tiene un cierto valor artístico en España aparecen críticos. Hay críticos de arte, de literatura, de cine, de cocina, de televisión. Yo echo de menos crítica de la corrupción. Un señor que diga: Caso Taula. Dos estrellas sobre cinco.

En el caso Taula, por ejemplo, es floja y poco creíble la conversación entre una madre y su hijo. Mi madre es la única mujer del mundo que me llama todos los días. Nunca me ha dicho: ¡Ay cariño, qué cansada estoy de blanquear! Si blanquea, que no lo sé porque cada madre es un mundo, no me lo va a decir. Y el chico le pide que deje la política, pero que antes le diga a Rita Barberá que cambie el Plan de Urbanismo porque quiere construir una finca.

¿Qué conversaciones son esas entre una madre y un hijo? ¿En qué momento ella dejó de pedirle a él que ordene su habitación a que él le pida a ella que ordene la ciudad de Valencia? Esas relaciones familiares en Valencia yo creo que beben directamente de los Borgia.

Manuel Jabois

 

Origen: El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s