Barcelona presenta el primer código ético de un Ayuntamiento de España

0000000000 b

 

El Ayuntamiento de Barcelona impulsa el primer código ético de un consistorio de España de obligado cumplimiento y con un carácter sancionador. El borrador, presentado este martes, afectará a más personas que las leyes de transparencia catalana y española. En estos momentos, el código obligaría a un total de 412 cargos electos y directivos del consistorio, incluidas sus empresas, institutos y fundaciones.

Entre otras novedades, el proyecto pretende acabar con las puertas giratorias y los viajes injustificados para los exaltos cargos municipales y los exdirectivos de empresas, institutos y fundaciones vinculadas al consistorio. También propone que estos no puedan recibir regalos por un valor superior a 50 euros.

Respecto a la contratación de familiares, el anteproyecto plantea prohibir que los afectados por la norma puedan participar en los procesos de contratación pública de personas con vínculos familiares de hasta el cuarto grado de consaguinidad.

Para sus impulsores, la norma supondrá un avance con respecto a lo que les viene impuesto por la ley de transparencia y buen gobierno tanto de la Generalitat como del Gobierno central. Sobre todo porque amplía el número de personas afectadas, que pasa de 70 a 412. También porque por primera vez va más allá de un código de conducta voluntario, y será una norma que forme parte del corpus legal del Ayuntamiento.

Esta primera propuesta de texto de ‘Código ético y de conducta’ fija, además, unas normas específicas a los conflictos de intereses, de las que se destacan, entre otras, que las personas sujetas a su cumplimiento deberán abstenerse de participar de cualquier asunto en el que pueda considerarse que concurren intereses privados que afecten a la consecución de los intereses públicos.

El código prevé que estos cargos públicos deban hacer una declaración de incompatibilidades, bienes y actividades, tanto al inicio como al final del mandato. Cuando cesen de su cargo en el Ayuntamiento, tendrán que esperar dos años para poder prestar servicios en entidades privadas afectadas por decisiones en las que hayan participado, para evitar las llamadas ‘puertas giratorias’, contra las que en estos momentos hay medios para evitarlas.

El anteproyecto de código ético ha sido trasladado este martes al resto de grupos municipales para que hagan sus sugerencias de cara al proyecto inicial que se someterá a la aprobación de un pleno antes del verano.

Fuente

 

Origen:  El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s