Las embajadas españolas funcionan con una ‘caja B’, según los abogados del estado

1

Lo afirma la propia Abogacía General del Estado, tras una inspección de Exteriores en la embajada española en Finlandia.

Los funcionarios compraban alcohol, tabaco y gasolina con una cuenta opaca al Estado español con la autorización del embajador.

Las embajadas españolas evitan frecuentemente los impuestos en los países en que se asientan con cuentas no oficialmente declaradas al Estado español, según acaba de destapar un informe de la propia Abogacía General del Estado.

La institución admite sorprendentemente, e incluso justifica, que las legaciones funcionen “de forma corriente” con una ‘cuenta B’ para evadir impuestos.

El informe fue emitido para el pleito que mantiene el Estado contra el ex embajador español en Finlandia, Marcos Vega, que fue quien denunció la existencia de la cuenta. El Ministerio realizó una inspección y confirmó que, en efecto, de forma autorizada por el embajador anterior a Vega, existía una cuenta, la 5555, a través de la cual la embajada adquiría gasolina, alcohol y tabaco libres de impuestos para sus funcionarios.

Dicha cuenta, además, para el Estado finlandés pertenecía al español, pero para este último no existía: no era oficial de la embajada al no ser titular de ella, ni estar autorizado, el embajador, sino sólo el canciller. Exteriores ordenó inmediatamente el cierre de la cuenta según fuentes del caso, pero la Abogacía justifica ahora su existencia, e incluso la extiende a un número indeterminado de embajadas en otros países.

“El uso de esta cuenta corriente […] fue autorizado por el anterior embajador, Sr. Zalacaín, constituye una práctica de uso corriente en otras embajadas españolas distintas a la de Finlandia, y su objeto consistía únicamente en posibilitar a los funcionarios obtener la restitución de los impuestos pagados en aquel país”, afirma taxativamente el informe, al que ha tenido acceso el diario ‘El Mundo’.

Los funcionarios hacían así una suerte de ‘bote’ semanal para comprar gasolina, alcohol y tabaco, aprovechando la posibilidad de la embajada de comprar sin pagar impuestos, a través de la cuenta 5555, pero dicha caja no era oficial a ojos del Estado español. Hay que tener en cuenta que estos tres productos están gravados con altísimos impuestos en el país escandinavo, con un IVA que multiplica en ocasiones su precio por cuatro.

 

Origen: elcomunista.net

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s