Me llamo Leticia, y me han despedido por coger la baja tras un aborto espontáneo

0000 6

 

“Hola, soy Leticia. Me pongo en contacto con todo el que me quiera leer. Deseo por todos los medios que esto alcance la máxima difusión posible, ya que la gente debe saber qué es lo que pasa en muchas empresas importantes. Os voy a exponer mi caso:

Me llamo L.M., y el día 9 de mayo de 2016 he sido despedida de mi puesto de trabajo. El día 2 de mayo tuve que ir a Urgencias porque estaba sufriendo un aborto espontáneo. Al día siguiente fui a trabajar. Me encontré peor y tuve que abandonar mi puesto de trabajo. Ese mismo día me dieron la baja médica.

El jueves día 5 de mayo pedí el alta voluntariamente, aún encontrándome mal tanto física como psicológicamente. Al día siguiente me reincorporé a mi puesto de trabajo en la fábrica La Flor de Burgos. Cual es mi sorpresa cuando el día 9 me llaman de la oficina de Randstad Burgos para que me presente.

Cuando me presento, me dice N.G.L., de RR HH de Randstad que cómo me veo en la fábrica, que le han dicho que no rindo. A lo que yo le alego que es mentira, que cómo me puede decir tal cosa, cuando yo he trabajado 10 años en una fábrica y sé lo que es el trabajo en cadena y cómo funciona. Además que siempre he mantenido el mismo ritmo de trabajo que mis compañeras. Me dice que no he superado el período de prueba de 2 meses, a lo que contesto que si es por el tema de la baja, ella dice que no.

Es mi primera noticia de que no rendía, jamás me habían llamado la atención por bajo rendimiento, qué casualidad justo después de estar de baja, con el calendario de la semana puesto, es decir, que contaban conmigo para la siguiente semana. Los encargados jamás me habían apercibido de que mi trabajo no era satisfactorio.

Voy inmediatamente a la fábrica a recoger mis cosas de la taquilla y a devolver las llaves de la misma, hablo con la coordinadora de la fábrica. Pregunto que por qué me han echado, me contesta que porque no llevo el ritmo suficiente en la máquina, contesto que está muy equivocada y que lo sabe.

Cuando me estoy marchando de la fábrica me encuentro con algunas de mis compañeras, las cuales se quedan sorprendidas cuando les digo que me han despedido. Las jefas de línea también se quedan bastante impactadas y no se creen que me hayan echado por lo que esta gente alega.

Me han echado simplemente por coger una baja de carácter urgente, porque estaba en peligro mi salud. Me encuentro bastante mal, por el trato que me ha dado N.G.L. como responsable de RRHH, y la falsa acusación, en busca sin duda de una excusa, de la coordinadora L.

He perdido a mi bebé y mi puesto de trabajo en una semana. Quiero hacer público lo que tanto Randstad como la fábrica La Flor de Burgos hacen a todas las personas que allí trabajan. Personas que han estado con gastroenteritis y han ido a trabajar poniendo en peligro la salud de los consumidores, por miedo a coger una baja y que les mandasen a la calle.

Personas a las que se les obliga a hacer trabajar mas de 15 días seguidos, sin luego tener el descanso que obliga el convenio.  Personas que están ahí trabajando, utilizando maquinaria sin el mínimo conocimiento y la mínima formación. Personas que han tenido la “osadía” de formar un comité de empresa que defendiera los pocos derechos que tenemos y que no se cumplen, han sido despedidas.

Muchas gracias Randstad por vuestros despidos arbitrarios, sin valorar quién realmente trabaja, sin valorar que nos dejamos la piel por mantener un puesto de trabajo. Trabajo, eso que ahora me habéis negado y expulsado sin más, porque habéis puesto a una persona al frente a la que solo le llena la prepotencia, sus aires de superioridad, y si no estás de acuerdo, juega con tu vida, tus ilusiones, tus proyectos y te manda a la calle.

Ahora ya estoy fuera, en el paro y sin prestación, no tengo mucho más que perder, me costará mucho volver a encontrar otro trabajo, mientras, toca pasar hambre de nuevo y dejar aparcadas mis pocas metas.

Gracias por tu tiempo y haber leido esta carta, la cual me gustaría que llegara de alguna manera al Sr. Jordi Rius Radigales, que es quien firma mi carta de despido.

Un saludo”.

Fuente

 

visto en:  El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s