El caudal de los ríos españoles se ha reducido en un 20% en los últimos 25 años

00000 2d

 

El volumen medio de agua que recogen los cauces fluviales españoles se ha reducido en un 20 % en los últimos 25 años como resultado de la escasez de precipitaciones y, muy especialmente, por la subida de las temperaturas, según un estudio de Ecologistas en Acción en el que analiza la evolución de los recursos hídricos en España a lo largo del último cuarto de siglo.

El estudio, que se ha presentado en vísperas del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, refleja que los compromisos en la reducción de los gases de efecto invernadero por parte de los estados “nos condenan a un aumento de la temperatura superior a los 3 grados centígrados”, lo que se traducirá en un “continuo agravamiento de la escasez hídrica” y, en este sentido, “se espera, como mínimo, una reducción del 30 % en los próximos decenios”.

Según refleja el informe ‘Consecuencias del cambio climático sobre la disponibilidad de agua en España tras la firma del Acuerdo de París’, España carece de unas medidas reales que frenen el deterioro hídrico dado que los planes hidrológicos “plantean un incremento neto del 10 % de su uso debido, principalmente, a su aumento en las superficies dedicadas a los cultivos de regadío”.

Todo ello, a juicio de Ecologistas en Acción, lleva a “un auténtico colapso” en materia de agua, así como a “gravísimas consecuencias medioambientales, sociales y económicas que nos alejan de las acciones que deberíamos tomar para frenar la desertificación”, además de poner en riesgo a un considerable número de poblaciones que “ya padecen los efectos de unas sequías cada vez más intensas”.

Ecologistas en Acción aboga por abandonar cualquier acción que conlleve un incremento del gasto hídrico. En este sentido, “no debería crearse ni una sola hectárea más de este tipo de cultivo en España” y se ha de apostar por la “eficiencia hídrica” mediante la modernización de los regadíos, la reutilización de aguas residuales depuradas o el fomento de plantaciones con un consumo menor de este elemento.

También inciden en la limitación del gasto de agua en la costa mediterránea tanto en el sector urbanístico como en el turístico: “un gran consumidor y destructor de los recursos naturales”, como el agua, dado que su retorno en este ámbito es de media del 50 % como consecuencia de jardines, piscinas o campos de golf, entre otros, frente al 80 % de los núcleos urbanos convencionales.

Agencias

 

Origen: El Ventano

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Vida Natural y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s