Una familia australiana ahorra el 92% de su factura de la luz con la batería de Tesla Powerwall

El experimento Tesla Powerwall es un éxito y pone en jaque los argumentos de los lobbies eléctricos

Por Manu Contreras ,
 

Elon Musk presentó Tesla Powerwall en 2015 con una idea muy simple: ahorrar dinero gracias a que se puede almacenar energía desde paneles solares en las baterías que usan para sus coches. Desde entonces, y pese a que su venta es muy limitada, parece que Powerwall está funcionando muy bien para algunos hogares.

Una de las primeras personas en conseguir una Powerwal en Australia lleva más de un año usándola. Sus resultados son un ejemplo de que la idea funciona y podría ser una de las mejores inversiones para los hogares que buscan reducir su factura de la luz, siempre que la legislación se lo permita.

Según comenta Nick Pfitzer, el primero en conseguir una de estas baterías, pensó que se ahorraría alrededor del 80% de su factura al año, unos 2.289 dólares australianos (unos 1.653 euros al cambio actual). lo que se ha encontrado es un resultado muchísimo mayor, se ha ahorrado el 92% de su factura en un año.

Nick y su familia tan solo pagaron 178,71 dólares australianos, unos 129 euros, en todo 2016 gracias a que usan mayoritariamente la energía de sus paneles y la pueden almacenar en estas baterías.

Para conseguir este ahorro se necesita hacer una inversión importante. Preparar una instalación, paneles solares y comprar una batería de 7kWh. En total, Nick se gastó 16.790 dólares australiano (unos 12.129 euros) en toda la instalación y aparatos. Un coste que no es tan elevado si se piensa que en menos de una década podría recuperar la inversión.

A esto le debemos añadir que al estar conectado a la red eléctrica, la empresa estatal puede pagarle para acceder a la energía que tiene almacenada cuando exista mucha demanda, unos 8 céntimos de dólar australianos por kWh y hasta 1 dólar (0,72 euros) cuando la demanda es alta.

Tesla imaginó cuando presentaron Powerwall que más allá de que la gente almacenes su energía, lo que se lograría es crear una pequeña red de autoconsumidores que podrían ceder energía a las grandes eléctricas.

El trato es simple, los hogares se mantienen conectados a la red aunque no la usen o lo hagan muy poco. Cuando se necesite dar más electricidad a un barrio porque existe mucha demanda, en vez de generar más desde la empresa eléctrica, usan la de los hogares cercanos para distribuirla. Todos ganan, a los hogares se les paga por la electricidad que generan que ya tienen y las empresas les resulta más barato comprarles energía que generarla desde sus centrales y distribuirla por toda su red.

España no es país para el autoconsumo

Un decreto del gobierno en 2016 limitó muchísimo las personas o empresas que tienen sus propios sistemas para ahorrar dinero con sus propias instalaciones.

España tiene un parque de autoconsumo muy pequeño teniendo en cuenta las horas de sol que recibe. Apenas 22MW, lo que viene a ser unos 5.000 hogares en todo el territorio.

El problema reside en que el “impuesto al sol” hace casi inviable que una casa tenga un sistema de autoconsumo y a la vez esté enganchada a la red eléctrica. Es más, el decreto ni contempla que las compañías eléctricas puedan comprar la energía de estos productores a cambio del mantenimiento o de descuentos en su factura.

+ Info | Choice, Electrek

 

Origen: Clipset

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Internacional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s